Ocurría mientras se detuvo

Jul 14, 2009 by

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las estrellas rodeaban su habitación y sin embargo nadie las veía, el viento cobró vida propia y se aseguró de silvar suficientemente fuerte para que nadie escuchará lo que ocurría.

Las estrellas continuaban allí, mientras la cama chirriaba de placer, el aparato electrónico no dejaba de tocar una melodía, pero el silencio aun era percatado por sus oídos.
Los árboles eran testigos de lo que ocurría, el techo un cielo de cristal, incluso el piso besaba la planta de sus pies, mientras el agua le hacía el amor a su cuerpo.
Era el mar, el cielo, la isla, el paraiso, podía ser eso y mucho mas, porque solo de esa manera se podían crear realidades paralelas mientras el tiempo se detenía y el sudor se erizaba.
Todo esto ocurría en un mundo secreto y único, quizá un poco empolvado, quizá un poco distraído, quizá un poco disfrazado.
Mañana continuaría todo igual y nadie se percataría, mañana la sonrisa usurparía el dolor, sin su consentimiento.
Soñaba con asesinar la cobardía y observar la realidad anhelada, aunque le costara la vida entera, si fuese necesario. Soñaba con escribir lo prohibido, sin saber, sin entender.
Hoy solo le quedaba esperar o actuar, recordando que todo eso ocurría y se detuvo, como si tuviese que ser así por siempre, aunque no lo fuera, aunque un día continuara, en otro tiempo, en otro espacio, en otro sueño.

Temas Relacionados

Compartir

Deja Tu Comentario