La oruga y el destino

Ago 29, 2009 by

Una oruga vive toda su vida siendo aborrecida por la gente y es probable que jamás se entere de la belleza en qué se transforma cuando sale del caparazón, si alguien intenta ayudarla antes de tiempo, probablemente no tenga que luchar y será una mariposa débil en comparación a las demás. Es por esto que todos los seres humanos somos como orugas: debemos aprender y luchar frente las adversidades para ser mejores personas, aunque eso en el momento de más sufrimiento no cuente.

El destino no es mas que el lugar energético que debemos ocupar en la tierra, aunque todo sea una ilusión creada por nuestra propia existencia colectiva. Y apesar que todos buscamos amar y ser amados, hay una parte de nosotros que busca poseer y ser poseído, no se cual de las dos gana, pero no dudo de su existencia, tampoco de su importancia, pero si de su dulzura.

La mejor decisión es la que se toma, pero cuando hay un torbellino de dudas sobre sentirse seguro, confiado o estable, se torna dificil aceptar la realidad y hallar la mejor actitud frente a los problemas. Controlar los impulsos no es fácil, mucho menos las lágrimas y ni si diga los golpes no merecidos, porque la cabeza estalla al sentirse ignorada reprimida obstinada. Pero nada cuesta más que aceptar todo eso de otro ser que nisiquiera eres tu mismo.

Temas Relacionados

Compartir

Deja Tu Comentario