Los niños del arco iris

Nov 24, 2009 by

El majestuoso arcoiris se resbalaba entre las pestañas de la montaña, tan sublime! como si observara desde lo alto a la multitud y se compadeciera de ella otorgandole un bello paisaje que admirar, pero solo unos cuantos lo miraron, yo le sonreí, me detuve y contemplé el hermoso regalo, sentía la gente pasar de prisa, angustiada, molesta, distraída, yo solo podía sonreír como solo un niño lo haría, y le dí gracias a Dios (Universo mismo), por permitirme ser una niña sin pena alguna.
Todos tenemos un niño interno que desea salir a jugar, correr, reír a carcajadas, observar el arcoiris y ser feliz solo por ello, eso no tiene nada que ver con la etiqueta de inmadurez que la sociedad creó para obstaculizar la libertad humana, al contrario, viene siendo ella misma la inmadura. La responsabilidad es una cosa y la inocencia de corazón es otra.
El arcoiris me sonrió y se marchó, conformándose con un alma que le aprovechó. Luego encontré unos niños que se sentaron a mi lado… podía percibir la misma energía del arco iris convertido en pequeños humanos que jugaban a contar el dinero hecho en papel de cuaderno, decían que eran millonarios y sonreían en su inocente mundo, entonces uno de ellos dijo: -Te imaginas que esto fuera dinero de verdad! – Y yo le respondí: – Es igual al dinero que dice ser de verdad, porque el hombre lo inventó y dijo que era así, como tu lo estás haciendo, entonces sí, si es dinero de verdad! – El niño sonrío viendo a su compañerito y entendieron mi mensaje en el fondo de su corazón, como yo entendí el mensaje del arco iris hace unos instantes: Lo que inventó el hombre es un invento físico, lo natural es tan eterno como el espíritu y como ese bello arco iris que se marchó en busca de nuevas almas que conquistar!

Temas Relacionados

Tags

Compartir

Deja Tu Comentario