Conciencia de Mariposa

Dic 13, 2009 by

Hace muchos años existía una bella mariposa llamada Tuli, vivía sola en un hermoso bosque sin que nada la pertubara, se sentía segura de si misma y lo tenía todo; dinero, belleza, simpatía e inteligencia.

Las demás mariposas vivían en un pueblo no muy lejano del bosque, hasta que un día ocurrió una tragedia en el pueblo y todas las mariposas tuvieron que irse a vivir allí.

Cuando Tuli notó la llegada de sus compañeras, sintió un gran temor; ya no era la única mariposa del bosque, pero sin embargo su vida continuó siendo especial ya que tenía características particulares que no tenían las demás, fue entonces cuando su temor se desvaneció.

Fueron pasando los días y el bosque se convirtió en un gran centro comercial, luego pasó a ser una pasarela de modas impulsada por la publicidad y así poco a poco el antiguo bosque se convirtió en un lugar totalmente irreconocible.

Tuli observaba como los machos que la pretendían anteriormente tambien se veían influenciados por esta nueva tendencia, ya que comenzaron a inclinarse por sus compañeras repotenciadas; mariposas de alas multi-color con formas de alas perfectamente delineadas. Todas se habían sometido a procedimientos rigurosos para lograrlo, se debían arrancar los órganos y sustituirlos por otros artificiales que no tenían mayor funcionalidad que la estética.

Por su parte Tuli había decidido repontenciarse; pero en otro sentido. Al ver tal caos a su alrededor y la falta de valores en su antiguo hogar, investigó diversas formas de vuelo no descubiertas aún, métodos de polinización más eficacez entre otros.

Exhausta ante tanto conocimiento miró a sus antiguos pretendientes, antiguas amigas, antiguas enemigas, y se dió cuenta que en todos podía pércibir el mismo patrón; todos habían olvidado la verdadera esencia y funcionalidad de su especie; la fertilización de plantas.

Ahora el verde era marron en su mundo e intentó explicarle a los demás lo que ocurría, pero nadie tuvo tiempo para sus discursos. Tuli dejó muchos escritos y anuncios de concienciación, pero su cuerpo ya no tenía la fuerza para salir a volar, no existían flores que la motivaran a dar un paseo, el cielo se tornó gris y nadie estaba a su lado, sus últimos segundos de vida los pasó en un bello bosque que apenas recordaba, volaba con la libertad que había perdido hace tanto tiempo. Poco a poco sus ojos se fueron cerrando y su espíritu logró teletransportarse a ese mundo paralelo donde su bosque aun existía, con flores naturales e insectos amistosos que la acompañaban día tras día.

Mientras tanto el antiguo bosque se destruía indeteniblemente, pero lo más grave era ver a sus descendientes; mariposas mutantes sin alas ni antenas definidas, la especie estaba en extinción y solo quedaba la venta de órganos artificiales, nunca más se vieron mariposas reales.

Mucho tiempo despues una mariposa mutante encontró la casa de Tuli sobre un tronco viejo, uno de los pocos que quedaban, descubrió todos sus escritos y anuncios de concienciación, los llevó a la gobernación y no surgían más que lamentos a su alrededor. Algunos de los viejos sobrevivientes de la época en que Tuli vivía, la recordaban con dolor y arrepentimiento, al saber que sus discursos contenían una verdad indiscutible y que si hubiesen escuchado al menos una vez, podrían haber evitado la extinción de mariposas reales y la destrucción del bosque.

 

Temas Relacionados

Compartir

Deja Tu Comentario