…Todo lo que me rodeaba…

Feb 12, 2010 by

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estaba observando todo lo que me rodeaba y no podía entender tantos sonidos a la vez, solo escuchaba la melodía de mis oídos, el movimiento de mi cuerpo, el caminar de los otros y la plenitud de la naturaleza. Podía observar cómo las apariencias sobresalían a través de las personas que se hacían llamar humanos, habían olvidado el amor propio, aquel que no se come con la mirada, aquel que reluce si se observa de verdad.

Los ojos del alma estaban dormidos, la hora de despertarlos era y sigue siendo realmente necesaria, borrar condicionamientos, falsedad, hipocresía, egoísmo. La libertad debe despertar en nuestros corazones, en nuestras conciencias, debe aceptar las responsabilidades del ahora disfrutando los beneficios del desapego mental, físico, irreal.
Estaba observando todo lo que me rodeaba, la niña que estaba en mí no podía quedarse dormida, y le dí gracias al universo por permitirme ser yo misma, sin apariencias, sin engaños… le dí gracias a mi propio Yo por dejarme llorar a todo pulmón y disfrutarlo como la niña que sigo siendo y que los seres humanos tienden a evadir cuando dicen ser “adultos”
Antes pensaba que “ser grande” iba ser lo máximo, nunca pensé que esta sociedad iba impedirme la libertad de disfrutar en toda su plenitud “Ser” a costa de pertenecer al grupo de “grandes”
Seguí balanceándome en mi columpio y desde la copa del árbol mas alto del camino me observaba a mi misma camino a casa, ¡con un par de audífonos puestos y una mirada especial! Algún día esa muchacha que sonreía a los árboles, incluyendo en el que me balanceaba… llegaría a mi posición, y entendería que toda su existencia valía la pena, que su misión era más importante de lo que pensaba, comprendería que todo lo bueno y malo que le ocurría era necesario para lograr cosas tan especiales como ella misma. Ahora mi labor es seguir susurrando al oído de su alma, como algún día mi otro yo lo hizo conmigo hace tanto tiempo.
Creer en la Magia es suficiente para lograr tus objetivos. ¡Ánimo, eres especial!
Att. Tu yo del futuro 🙂

Temas Relacionados

Compartir

Deja Tu Comentario