La odiaba, simplemente la odiaba

May 26, 2010 by

La odiaba, simplemente la odiaba, pasé todo el día con una tristeza inconmesurable, todo por culpa de su auscencia…

Tanta frustración y agonía por no recibir lo anhelado. Una presión en el pecho, una angustia intermitente, un desazón, un vacío en el que me sentía perdido…

La odiaba, simplemente la odiaba, no pensaba darle una segunda oportunidad, no pensaba amarla de nuevo, no pensaba sonreirle un día más, ni siquiera dejarme acariciar ni seducir por su exquisito aroma, ni por las curvas de sus tiernos e intensos caminos, que muchas veces no valoraba…

Iba decidido a romper la relación para siempre, iba decidido a terminar para siempre el vínculo que existía entre los dos…

De repente  salí a la calle y la encontré, estaba allí, frente a mis ojos; me regalaba una brillante sonrisa a través del sol que se colaba tímidamente entre las nubes… No pude evitar sus caricias sobre mi piel… Tampoco el aroma de su cuerpo entre las flores de su sensual camino… Se estremecieron mis sentidos y evité sonreír, pero el encanto estaba hecho… Era la primera vez que perdonaba tan rápido, que amaba sin preguntas, que me dejaba arrullar como un niño…

La odiaba, simplemente la odiaba… No sé lo que haré con este AMOR que me tiene loco… Quiero recorrerla enteramente por el resto de mis días!

Temas Relacionados

Compartir

Deja Tu Comentario