Vida de un hada en luna llena

Sep 1, 2011 by

En un bosque muy lejano habitaba un hada multicolor, sonriente, cálida y  dulce, todas las noches paseaba en su unicornio, era aventurera y confiaba en su amigo fiel, el problema era que cuando había luna llena, la hermosa hada se transformaba en humana y perdía parte de su magia… aunque seguía siendo hermosa, sus alas desaparecían y se veía obligada a luchar contra la sociedad, el ego y la mente humana. Todos los meses debía viajar antes de la primera noche de luna llena, escondía sus alas entre la incómoda ropa humana y partía lejos de su unicornio, que la esperaría pacientemente en su hogar.

Así pues, ella debutaba entre el mundo físico y espiritual, añorando permanecer por siempre en su verdadero mundo, sin prejuicios, rencores, miedos ni dudas, pero por alguna razón estaba obligada a convivir con humanos, y peor aún para ella, ser humana!

 

Caminaba sofocada por las alcantarillas de la vía, era impaciente y saltaba las aceras de un lado a otro sin detenerse, un sol brillante le acariciaba el pelo, su mirada parecía de fuego, la aturdía su propia transformación, pero ésta era inevitable. Unas lágrimas le recorrían el rostro, y su dulzura intentaba no desvanecerse, tenía defectos, tantos que no los podía ocultar, sentía que ya no era la misma, que no valía la pena vivir de esa manera, sabía que era valiosa, pero poco a poco lo estaba olvidando… un ángel le soplaba el rostro en señal de apoyo, otras hadas le susurraban cosas al oído, palabras de aliento que como humana no escuchaba pero que su corazón percibía… en las madrugadas la despertaban luces de colores en su habitación, entre dormida y despierta no comprendía pero su alma sabía, era una forma en que el universo le recordaba que no estaba sola, algo en su interior la animaba a continuar, aunque su mente la saboteara una y otra vez. Era una lucha constante la que le robaba la calma, el consumismo y la presencia de otras humanas que competían indirectamente por su belleza la atosigaban, pero no podía dejarse caer, inclusive aunque se estuviera desmoronando por dentro, debía permanecer en pie hasta el final de la luna llena… era una enseñanza, una misión que cumplir, lograr controlar sus emociones humanas y expresar su verdadera esencia de hada en este mundo materialista, dejar una huella que ayudase a otros en un futuro, fortalecerse, llorar, caer y levantarse para retornar a su verdadero hogar una y otra vez.

 

 

 

1 comentario

  1. La voluntad de los hombres la conocemos desde dentro y por tanto desconfiamos de ella sabemos que se basa en intereses, prejuicios, ignorancia.

Deja Tu Comentario