Lo que solo tú eliges

Ene 13, 2014 by

Hay cosas que no sabes, cosas que te enseñaron y que aceptaste porque no tenías otra alternativa. Cosas negativas y cosas positivas. Cosas sobre tu rol en la vida, sobre sus raíces, sobre sus verdaderos motivos, sobre sus efectos en ti…

Creemos saberlo todo, aparentamos entenderlo todo, aparentamos no tener miedo ante la incertidumbre de existir… sonreímos ante la gente, nos amargamos cuando es necesario, ponemos una careta ante el mundo para que parezca que ya lo sabemos todo porque somos adultos, e incluso nos convencemos de ello y covencemos a los demás. Y si no es posible,  entonces disimulamos, hacemos fiestas, bebemos, comemos, nos distraemos hasta el punto de olvidar el dilema de no saber quiénes somos y a qué venimos a este mundo. Nos hacemos los locos, pero seguimos sufriendo, seguimos temiendo, seguimos aparentando.

Por su parte a la vida no parece importarle, ella continúa, sus efectos son inesquivos, sus caminos son inciertos, y ella continúa, así estemos despiertos o no, ella sigue su curso, la escuela de la vida no para. Aún cuando creamos que no somos parte de ella, siempre estamos aprendiendo, pasamos materias, subimos o repetimos niveles, es una perfecta armonía cósmica de la cual todos somos partícipes.

DSCN8445¿Y qué nos dicen desde pequeños que debemos lograr? bueno depende de cada cultura, pero lo principal es obtener dinero, crear tu propia familia, y si tienes suerte, hacer algo que te apasione para compensar las horas de trabajo… o quizás puedas hacer coincidir tu pasión con tu trabajo, ese sería el panorama ideal, pero ya sabemos que muy pocos lo logran. Y en todo ese proceso aprendemos muchas más cosas de las que creemos, aprendemos cosas espirituales a través de lo material.

Cada quien aprende algo diferente a través de situaciones particulares, y no es necesario estar despierto, es decir, no es necesario que sepas que estás aquí para evolucionar tu espíritu. No, no es necesario, pero cuando te das cuenta de ello, tu vida comienza a cambiar, y te das cuenta del poder que tienes sobre ella. Disponiendo de ese conocimiento puedes enfrentar situaciones con más habilidad y menos temor; porque sabes a qué viniste y dejas de seguir a las masas, te re-descubres a ti mismo y empieza un viaje extraordinario hacia tu mundo interior. Un viaje que se conecta con la energía cósmica, porque te das cuenta que eres parte del cosmos, que compartes sus átomos, que él y tú son uno, y por lo tanto que todos los habitantes del planeta tierra, tú y yo, somos uno.

Sin embargo es más dificil aceptarlo que entenderlo, nuestro ego se encuentra muy atado a nuestro cuerpo, muchas veces creemos solo lo que vemos y lo que nos enseñaron. Interpretamos lo que han dicho los maestros espirituales a través de lo que dice la iglesia (cualquiera que sea); o por el contrario dejamos de creer. El miedo nos bloquea, pero continuamos, porque la vida no para. Tenemos nuevos objetivos y metas, seguimos dormidos, pero no importa, porque la vida nos sigue enseñando, estemos despiertos o no. Cada uno elige permanecer dormido o decidir despertar de una vez por todas… Pero recuerda, despertar no es la meta, es el inicio de un nuevo camino.

 

Temas Relacionados

Tags

Compartir

Deja Tu Comentario